Introducción a la meteórica

Es fácil que en una noche despejada veamos estrellas fugaces cruzar el cielo, unas más brillantes que otras, otras más veloces que otras, pero todas se originan en la alta atmósfera. En realidad, el término de “estrella fugaz” viene por la apariencia de ver un punto luminoso brillante como una estrella, “correr” por el cielo. Realmente se denomina meteoro, lo que una ‘lluvia de estrellas’ en realidad es una ‘corriente de meteoros‘.

Los meteoros, palabra de origen griego que significa ‘fenómeno luminoso’, se originan por la ablación en la alta atmósfera de pequeñas partículas de polvo o rocalla cuando es atraída por la gravedad de La Tierra.

El tamaño de la rocalla puede variar de mm a metros. Según el tamaño de la roca cambian los términos: de mm a 50 metros los llamamos ‘meteoroides‘ y los mayores de 50 metros los denominamos ‘asteroides‘. La procedencia de la mayoría de estos meteoroides y asteroides suele ser del Cinturón Principal de Asteroides situado entre las órbitas de Marte y Júpiter. Los meteoroides también suelen tener su origen en la rocalla y polvo que dejan los cometas en su paso por la órbita terrestre.

per06

La luminosidad del meteoro va a depender del tamaño. Normalmente no suele pasar del tamaño de una ‘canica’, pero cuando lo hace se originan unas ‘bolas de fuego’ que denominamos ‘bólidos‘ y que superan la luminosidad del planeta Venus y a veces la de la Luna Llena.

A veces, el meteoroide que origina el meteoro, se fragmenta y no termina su ablación en la atmósfera, por lo que termina por impactar en tierra originando lo que llamamos ‘meteoritos‘.

spmn311215

(Bólido captado por las cámaras de la Red SPMN, el pasado 31 de Diciembre de 2015)

Los meteoritos son posibles encontrarlos en lugares secos con poca erosión, como son los desiertos, lo que no quita que no podamos encontrar alguno en zonas boscosas, pero la mayoría se encuentran en zonas de poca erosión donde no hay árboles ni nada que obstaculice su visión o sea enterrado por la erosión del agua u otros agentes meteorológicos.

Anuncios